Newsletter

Get Adobe Flash player

Recomendaciones

Al visitar la Ruta de la Yerba Mate seguramente se va a deleitar con los maravillosos lugares y paisajes, lo que puede conocer de la historia de un cultivo tan tradicional para la región, como lo es la yerba mate, aprender de la cultura y costumbres de los primeros que trabajaron y consumieron la yerba mate, como son: los guaraníes, los colonos venidos de tierras muy lejanas y los jesuitas, quienes además de evangelizar estas tierras ayudaron a los guaraníes a cultivar la yerba mate. Ahora bien, para que pueda verdaderamente disfrutar de su paseo, le presentamos algunos consejos.

 

Atención… todos los turistas en general:

Recuerde que las provincias que va a visitar, Misiones y Corrientes, tienen un clima subtropical, por lo que el verano es muy caluroso, así que lo más conveniente es que prepare en su bolso de viaje ropa cómoda, preferentemente de colores claros, repelente, protector solar, unos buenos lentes de sol, sombrero o gorro, una mochila pequeña, para que lo acompañe en sus recorridos, en la que pueda colocar algunos de estos elementos y además llevar siempre una botella de agua para estar siempre hidratado.

Insistimos que la historia, establecimientos, lugares y paisajes con los que se puede encontrar, seguramente lo dejaran maravillado, así que no olvide traer una cámara de fotos o filmadora para registrar todo lo que verá.

 

Atención… los que visitan la región en sus propios vehículos:

Misiones y parte de Corrientes son provincias que tienen unos paisajes realmente increíbles, de los que puedes disfrutarse mientras se trasladan por las rutas de la región. En el caso de Misiones sus caminos sinuosos, atraviesan ríos y selvas, convirtiéndola en un lugar agradable a la vista. Pero esta clase de rutas presentan dificultades que hacen que la conducción deba tener un nivel de atención extra.

Las rutas tienen muy pocos lugares para realizar sobrepasos, ya que existen gran cantidad de curvas y pendientes. Además, en las rutas misioneras y correntinas existe un alto número de camiones que circulan acarreando madera y yerba mate, entre otras cosas, por ello, al manejar en estas rutas se debe tener mucha precaución.

 

Conozca y recuerde:

1. Son muchos los camiones que circulan a baja velocidad (no alcanzan la velocidad mínima) debido a las grandes pendientes y a las pesadas cargas que llevan. Así que para transitar por esta región y cuando se encuentre con alguno de estos camiones, tenga mucha paciencia, espere el mejor momento y cuando las señales lo habiliten, adelántese.

2. Las rutas, sobre todo en Misiones,  se encuentran en muy buen estado de conservación, con numerosa señalización, tanto horizontal como vertical. Además, Ruta Nacional Nº 12 tiene sectores con un tercer carril o tercera trocha, como se lo denomina comúnmente. Estos carriles son los que deben utilizar los camiones o colectivos y cuando los mismos se corren a ese carril es cuando se puede hacer el sobrepaso, esto es una buena alternativa a los pocos sectores con posibilidades de realizar adelantamientos que existen.

3. Las pendientes, las curvas y contracurvas son moneda corriente sobre todo en las rutas misioneras. Por lo tanto, es absolutamente necesario respetar al máximo las indicaciones, como la doble línea amarilla, la distancia de seguimiento y las velocidades máximas.

4. Al transitar por las curvas, hágalo a baja velocidad para evitar el subviraje del vehículo.

5. El clima sub-tropical de la región, es otro factor a tener en cuenta, ya que  tiene grandes cambios. Es muy probable que una fuerte tormenta lo sorprenda en el camino, por lo que es recomendable no avanzar y parar en un lugar seguro. En muchos casos, estas tormentas no son de larga duración, pero obligan a detenerse porque casi anulan la visibilidad y acumulan agua en la calzada.

6. Recuerde que en caso de viajes largos y agotadores es recomendable que pare para descansar y relajar las piernas, cada dos horas como máximo. Tenga en cuenta que a estas rutas le sumamos las características de tener  lomas pequeñas y grandes y caminos sinuosos y complicados.

7. Por último, no olvide nunca abrocharse el cinturón de seguridad.